Intrucciones para la fijación de fotomurales

Como pegar el fotomural correctamente

Cualquier  duda contáctenos en la página de contactocontacto@fotomuralia.es

Prepara: 

  • pegamento (recomendamos UHU para vinilo/papel - lo adjuntamos junto con tu pedido)
  • rodillo de goma o cepillo
  • lápiz
  • nivel
  • brocha
  • cubo con agua y un trapo

Asegúrate que la pared está preparada para fijar el producto. Es decir: que sea lisa e imprimada, seca y recta - lo puedes comprobar fácilmente por ejemplo poniendo el nivel a la pared asegurándose que se adhiere completamente a ella.

1. Abre el paquete y desenrolla con cuidado el fotomural - asegúrate de que no tiene ningún desperfecto y que todas las piezas forman imagen completa.

2. Todas las piezas miden lo mismo. Toma las medidas de una de ellas y multiplícala por el numero de todas las piezas - compara el resultado con las medidas de tu pared para asegurarse que tienes suficiente espacio. 

3. En el medio de la pared dibuja una linea vertical utilizando el nivel. La primera pieza del fotomural la fijaremos a partir de esta linea. 

4. Echa pegamento a la pared - solamente a lo ancho de una pieza - no lo eches en toda la pared. Para ello utiliza el rodillo o brocha de goma. 

5. Acerca la primera pieza a la pared y allana su borde vertical con la linea antes dibujada. Quita las burbujas y el exceso de pegamento alisando la pieza con el rodillo de goma para murales, con la brocha o con llama de plástico. Deja algo de reserva del fotomural arriba y abajo - luego podrás recortarlo.

6. Ahora coloca otra pieza de fotomural echando el pegamento anteriormente. Une las piezas "a junta" - no dejes ningún marcador. Simplemente une las dos piezas para que formen el patrón deseado. 

7. Sigue estos pasos hasta la última pieza. Al final recorta con el cuter la reserva de fotomural que previamente habías dejado. Para que sea más fácil utiliza una regla o nivel. Así te aseguras que el corte sea recto y estético. 

8. Si aparecen algunas burbujas del aire en el fotomural del tamaño no más grande que una pelota de ping-pong no los toques. Se irán absorbiendo a lo largo de 72 horas y no dejarán ningún rastro.